EPHEMERALS

Vivo enganchada a la idea de atrapar recuerdos a través de prendas, resguardar lo inmaterial a través de lo material. La idea del vestido de novia como vitrina, como guardián de recuerdos que traspasa generaciones, de ahí su belleza hipnótica.

Belén Barbero

Colores que evocan plantas caducas y flores efímeras rodeadas de discretos destellos de luz a través de materiales translúcidos en piedras bordadas, hilos dorados en tejidos fil coupé y encajes contemporáneos en verdes pálidos. Escotes que enmarcan los hombros y cortes angulares que delimitan la silueta contrastan con patrones generosos y fluidos en faldas y colas que recuerdan una primavera contenida, resguardada. Pliegues y drapeados contienen el movimiento y modelan el cuerpo, y aberturas sorpresa sugieren delicadamente, sin desvelar del todo en mangas, espaldas y faldas.